info@terrenosyquintas.com

Suelo y Césped

cesped-pasto-sueloLa primavera es la mejor temporada para plantar cualquier tipo de variedad de césped. Lo único que debemos hacer es preparar adecuadamente nuestro terreno – que no es tarea fácil – por lo que, a continuación, Terrenos y Quintas te describe paso a paso cómo conseguirlo.

El proceso de plantación es el siguiente:

Primero debemos revisar nuestro terreno, chequeando el drenaje de la tierra pues la lluvia puede provocar charcos e inundaciones que ahoguen y pudran nuestras semillas recién plantadas. Asimismo, tenemos que revisar la capa de tierra vegetal en pos de conocer si nuestra tierra es rica en nutrientes y recursos naturales, si no lo es, deberíamos agregar una abundante capa de césped vegetal para que las semillas sembradas puedan crecer enérgicamente.

Luego, debemos labrar la tierra, removiendo hasta unos 15 cm de profundidad y aprovechando para retirar cascotes, piedras y raíces muertas. Esto nos permitirá nivelar el terreno correctamente, adhiriendo 5cm de tierra negra que posteriormente debe ser rastrillada superficialmente.

Paso siguiente es la siembra propiamente dicha: hay que arrojar las semillas de cesped tratando de que en ninguna zona queden más que en otras, para que de así crezca en todo nuestro jardín de forma pareja y prolija. Luego, debemos regar de forma abundante, sin generar grandes acumulaciones de agua. Hay que ser cuidadosos y tratar de no circular libremente hasta pasados unos 10 días.

Pasado este tiempo, debemos aplicar fertilizante. Aquí es muy importante no excederse, colocando sólo 1.5 kg cada 100 m2, bien distribuidos. A continuación, se debe regar un poco para que crezcan las malas hierbas que después de 15 días serán eliminadas utilizando un buen herbicida. Una vez terminada esta tarea, se labra nuevamente la tierra y se la riega ligeramente para no dañar raíces.

Después, año a año, nuestro césped requiere un simple mantenimiento de riego, corte y fertilizantes, estando atentos a la posible aparición de malas hierbas que puedan estropear y deslucir nuestro jardín.